Fotos de Uruguay
this site the web

El Patrimonio...

El 4 y 5 de Octubre del 2008, fue el "Día del Patrimonio" en Uruguay. En esos días se pudo recorrer edificios, museos, bares y plazas, y participar en recorridas guiadas por lugares históricos del país. El "Día del Patrimonio" es un evento organizado por el gobierno para revalorizar el capital histórico y cultural del país - en teoría-.

Este 14to "Día del Patrimonio" homenajeó el legado del pensador, docente y abogado uruguayo Carlos Vaz Ferreira (1872-1958), quien reflexionó sobre problemas filosóficos, pedagógicos, morales y de lógica (hasta se encontró a conversar con Albert Einstein cuando este vino al Uruguay el 24 de abril de 1925, se sentaron a conversar en un banco de la entonces plaza Artola, hoy en día de los 33 Orientales (Av. 18 de julio entre Minas y Magallanes).






El 4 de Octubre del 2008, el intendente de Montevideo, Ricardo Ehrlich, inauguró una estatua conmemorativa de este momento, en la plaza de los 33, que luego fue trasladada a su actual locación, en 18 de Julio entre Andes y Convención.


"El patrimonio de un país es visible e invisible. Su conocimiento, su ciencia, su cultura lo constituyen tanto como sus campos, sus playas, sus edificios o sus vestigios históricos. El Uruguay es rico en patrimonio de todas estas clases, y en particular del intangible", dijo la ministra de Educación, María Simon. - see... concuerdo en lo del intangible, porque de producción no tenemos mucho... queda todo en nuestra imaginación... -


No siendo ajenos a esta celebración, Marce, Stefy, y yo, nos aventuramos a recorrer nuevos lugares y disfrutar de nuevas experiencias.

Todas las fotos que verán a continuación, fueron hechas por mi amorcito, el mejor fotógrafo que conozco, "Chelo" :-D


Reservamos con anticipación nuestros lugares para dar un paseo en avioneta que es realizado por el Aero Club del Uruguay, en el Aeródromo Angel S. Adami, Camino Melilla 6735, para el sábado a las 15hs. Para quien le interese, ya que el Aero Club también es Escuela de Vuelo, la dirección es www.aeroclubdeluruguay.edu.uy allí tienen publicados los precios, recorridos, etc.

Estos son la avioneta y el piloto que nos llevaron a recorrer hasta el Cerro de Montevideo.


La avioneta por dentro, tenía un sólo motor, que casi me deja sorda, y podía llegar hasta 8000 metros de altura... no estoy muy segura de esto último.





Aquí se puede ver el Cerro de Montevideo (con el zoom de 18X de la maravillosa cámara de mi amor), y si prestan atención, verán la cantidad de autos y gente en las calles, ya que como decíamos, era el "Día del Patrimonio" y el Cerro de Montevideo es un lugar histórico, según se dice, fue este Cerro el que le dio el nombre a la ciudad de Montevideo. Cuando Uruguay fue tomado por los portugueses, el asentamiento que usaron como base principal fue la ciudad de Colonia del Sacramento, fundada en 1680. Durante aquel período, un capitán portugués se refirió a la zona de Montevideo por ser donde había visto un monte (Monte Vi).

En el Cerro, que es una de las elevaciones más alta de la zona (132 metros), se han encontrado tumbas o al menos las armas y utensilios que eran enterrados en tales tumbas. Sin embargo, al no saber mucho sobre la cultura Charrúa (porque los exterminamos antes de estudiarlos), no podemos saber si el Cerro fue un lugar sagrado para ellos.

El Cerro fue un punto estratégico para proteger el puerto durante la colonización de América, y en 1717 el militar español Bruno Mauricio de Zabala hizo construir en la cima un fuerte que denominó Fuerte de San Miguel, actualmente denominado Fortaleza General Artigas y utilizado como museo. El faro que posee está ubicado a una altura de 148 metros, lo que permite que la entrada al puerto de Montevideo sea más segura.


Siguiendo con el viaje, aquí podemos apreciar, aunque esté un poco reducida, el hermoso puerto de Montevideo, para que tengan una idea, abajo de la barra que sostiene las alas de la avioneta, en donde termina la sombra, está ubicada la Torre de las Telecomunicaciones de ANTEL (La empresa de los Uruguayos :-)







Seguimos sobrevolando el Río de la Plata, y ya hacia nuestra vuelta, nos situamos sobre la refinería de la Teja, la cual se inauguró en 1937 y es la única regfinería de petróleo del Uruguay.
Allí se refinan 40 mil barriles de petróleo por día. Cada barril tiene una capacidad de 159 litros, por lo que se procesan más de seis millones de litros diariamente.

Aquí pueden entrar si necesitan más información sobre la refinería:
http://www.vivapunta.com/es/contenido/datos/docs/petroleo.pdf

Llegamos, luego de 20 fantásticos minutos, a nuestro punto de partida, la pista de aterrizaje. Fue una experiencia interesante, mirar la ciudad desde el aire cambia la manera en la que la apreciamos, podemos llegar a tener otra dimensión de las cosas. No quiero ni pensar lo que debe ser salir al espacio!

Las piernas nos temblaban un poco luego de la diferencia de presión por la altura, así que comenzamos a caminar por Avanida Lezica. Colón es un barrio muy arbolado, donde abundan los eucaliptos, personalmente, el aroma de las hojas y frutos del eucalipto me parecen relajantes y muy disfrutables. El barrio se formó en el siglo XIX y es donde se encuentran gran parte de las casas quintas y residencias de Montevideo. El barrio tiene como ejes a la Avenida Lezica y al
Camino Fauquet.

Siguiendo camino por Avenida Lezica, nos encontramos con la residencia más famosa de la zona, el Castillo de Idiarte Borda, quien fue asesinado antes de que la casa fuera terminada.

Aquí podemos ver una foto de la residencia del ex-presidente Idiarte Borda (1844 - 1897), 13er presidente constitucional.


Pudimos notar que fue una espléndida mansión con arquitectura estilo Luis XVIII, diseñada por el Arq. Alfredo Massu, en un estado actual de conservación decadente, con un parque vegetal muy descuidado. Tiempo atrás en esta casa, una empresa atendía un servicio de fiestas y té, probablemente fueron los impulsores del rescate y reciclado de la misma, pero como se ve, no tuvo mayor éxito el emprendimiento comercial ya que sigue abandonada.






Aquí es donde se hacían los servicios de fiesta. La estructura queda totalmente fuera de contexto, no cuadra con lo que es el estilo del castillo, pisos de layota, nylon protegiendo del viento, la madera compensada del cielo raso a la vista, nada decorativa, no sé cuánto cobrarían por hacer un servicio de té allí, tendría que ser muy económico...








Al fondo se ven las caballerizas, o al menos eso nos dijeron otras personas que estaban como nosotros, recorriendo. No pudimos entrar allí porque estaba cerrado con candado... además ya estábamos extenuados de tanta caminata.















Este es el jardín del frente del castillo, donde se ven las entradas para los carruajes.















Un poco de historia sobre el ex-Presidente:
Idiarte Borda, como Presidente, demostró su poca habilidad para la maniobra y el acuerdo, lo que le valió el inicio de una de las guerras civiles más sangrientas del Uruguay, la Revolución de 1897. Dicha contienda se desató en medio de una áspera polémica en torno a su persona, pues se le acusaba de permitir e incluso favorecer el fraude electoral. El ascendente líder colorado, José Batlle y Ordóñez, le realizó una firme y severa acusación, donde lo califica de “El más grande manipulador de todos los escandalosos fraudes que en este período se han cometido”.

A pesar de todas las polémicas de la época, Idiarte Borda ejerció una presidencia en la que se inició la construcción del nuevo Puerto de Montevideo, fundó el Banco de la República Oriental del Uruguay –devenido posteriormente en la principal entidad bancaria del país–, creó la Línea de Ferrocarril del Oeste, realizó un censo general y estableció un nuevo catastro a nivel nacional. Nacionalizó las compañías británicas que suministraban electricidad en la nueva Compañía de Luz Eléctrica, además de trabajar con éxito en la creación de la Arquidiócesis de Montevideo . Su condición de ferviente católico fue la razón fundamental del odio de Batlle, no menos manipulador y acomodadamente liberal.

El 25 de agosto de 1897, Idiarte Borda se disponía a asistir a la celebración de un Te Deum en la Iglesia Matriz de Montevideo. A la salida de la ceremonia, mientras desfilaba a la cabeza de una comitiva por la calle Sarandí –Ciudad Vieja–, yendo desde la Catedral a la Casa de Gobierno, desde el portal número 331 de dicha calle, un solitario atacante, Avelino Arredondo, lo asesinó de un impacto de bala frente al Club Uruguay con un antiguo revólver Lefaucheux. La bala dio en el corazón y el Presidente Idiarte Borda falleció instantáneamente. Sus últimas palabras, que apenas logró musitar, fueron “Estoy muerto”. El asesinato de Juan Idiarte Borda fue el único magnicidio en la historia de Uruguay.

El escritor argentino Jorge Luis Borges escribió un cuento titulado Avelino Arredondo –publicado en su llamado Libro de Arena— que narra en clave de ficción el detallado plan y asesinato del ex presidente Juan Idiarte Borda.

Aquí dejo dos fotos más del castillo, un detalle del tejado, y el único vitraux de la casa. Espero que les guste, por ahora terminó el paseo, pero quedan más lugares por conocer, no se pierdan, y cuidense mucho!


0 comentarios: